Meditación con cuenco tibetano para reducir el estrés

Estos días en los que estamos obligados a quedarnos en casa y a tomar una pausa en nuestros días ajetreados, tenemos una oportunidad valiosa para enfocarnos en nosotros.

Para muchas personas, estar encerrados en casa y sin poder salir puede ser frustrante. Sin embargo, podemos aprovechar este tiempo para meditar y así conocer mejor nuestras emociones y trabajarlas.

Si tienes un cuenco tibetano es una forma maravillosa de darle uso estos días.

Pasos

Siéntate en una posición cómoda, puede ser con un cojín en el suelo con las piernas cruzadas o en una silla.

Mantén la espalda lo más recta posible.

Concéntrate en la respiración.

Inhala profundamente por la nariz y exhala despacio por la nariz.

Coloca el cuenco en la palma de una de tus manos y con la otra mano percute suavemente con la parte de la piel de la baqueta en el borde del cuenco.

Escucha el sonido hasta que éste termine.

Concéntrate en el sonido y si viene un pensamiento no lo sigas.

Deja pasar unos segundos y vuelve a percutir de nuevo.

Acerca el cuenco a tu corazón, percute y siente el sonido en este punto.

Deja pasar unos segundos y vuelve a percutir de nuevo.

Después puedes hacer lo mismo en los otros centros energéticos principales.

Para terminar la meditación permanece 5 minutos en silencio observando la respiración.

¡Utiliza el sonido de tu cuenco siempre que lo necesites!

Si quieres adquirir un cuenco tibetano, seguimos prestando servicio desde nuestra tienda on-line

www.cuencostibetanos.info

Rafa Monsonís

Terapeuta de Sonido

Sitio Web: www.cuencostibetanos.es
volver arriba