Terapia con Cirugía Astral

¡Pulsa aquí para concertar una cita!

La cirugía astral es una técnica de transferencia de energía por imposición de manos y utilización de cristales y mantras para sanar a través del cuerpo espiritual del ser, el cuerpo físico.

Es la energía de la cual han hablado muchas religiones y culturas, con nombres como “Prana” de los hindúes, “Mana” de los kahunas, “Energía Bioplasmática” de los investigadores rusos, el “Chi” de los chinos, el “Rei Ki” japonés.

Gran parte de la energía negativa que acumula nuestro organismo se debe a procesos mentales, en forma de sentimientos y emociones negativos, pensamientos inquietos, ansiedad y otra serie de desórdenes mentales que producimos de forma inconsciente. Todo este condicionamiento de nuestra mente favorece la formación de bloqueos de energía, manifestándose en forma de tensión y rigidez muscular y articular, depresión, falta de vitalidad etc. En resumen, se produce una disminución del caudal de nuestra propia Energía Vital que permite la aparición de innumerables síntomas físicos a los que llamamos enfermedad.

El proceso de la cirugía astral consiste en extraer esta energía concentrada en un lugar específico manifestándose, por ejemplo, en forma de estreñimiento, cálculos renales o vesiculares, tumoraciones o cualquier otra afección o dolor puntualmente localizado. También son muchas las ocasiones en las que la acumulación de energía negativa no produce síntomas físicos claros o lo hace de forma migratoria, es decir, el paciente puede no sufrir una afección particular, o sufre de varias a la vez, o sus padecimientos van alternándose de un lugar a otro, o son generalmente de tipo psicológico, en cualquier caso nos muestra que su organismo no se encuentra en perfecto equilibrio.

Algunas enfermedades que cura la cirugía astral:

- Trastornos y molestias corporales
- Disfunciones metabólicas
- Lesiones orgánicas profundas
- Dolores agudos y crónicos
- Enfermedades degenerativas
- Bloqueos energéticos
- Tensiones musculares y nerviosas
- Estados de perturbación emocional
- Depresión y falta de vitalidad
- Nerviosismo
- Insomnio y estrés en sus varias manifestaciones.

Incluso enfermedades graves, como los diversos tipos de cáncer, el Sida y otras manifestaciones de inmunodepresión, quemaduras, etc…

En caso de lesión traumática, como una fractura, por ejemplo, la cirugía astral acelera el proceso de consolidación, estimulando las fuerzas de regeneración orgánicas.

Las heridas se cicatrizan más rápidamente, las quemaduras graves y extendidas se pueden curar sin infecciones y sin dejar cicatrices antiestéticas.

Los pacientes cancerosos tratados con quimio y radioterapia notan alivio e incluso desaceleración de los efectos colaterales y secuelas con la cirugía astral, experimentando una estimulación de la vitalidad y de las defensas inmunológicas en particular.

Puesto que la cirugía astral sana a todos los niveles, es de gran ayuda para llegar al fondo de los orígenes de una enfermedad.

La cirugía astral, al igual que el reiki, se puede practicar a distancia. Por lo que podemos operar su campo energético en cualquier momento y lugar sin importar la distancia.

La terapia de cirugia astral dura 1 hora aproximadamente.


PRECIOS:

Sesión de cirugía astral presencial: 50€

Sesión de cirugía astral a distancia: 25€


contacta con nosotros por email o llama al 665 13 50 20 y haz tu reserva.